Sport – Cuba – Deporte
Calendar
July 2020
M T W T F S S
« Jun    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Gracias – Thank you
Please contribute to the cost of our servers. Thank you.

Francys Romero

Rody Castelló encuentra una segunda oportunidad en Rusia

Rody Castelló.

Recuerdo a Rody Castelló como prospecto de Pinar del Río entre 2014 y 2015. Impresionaba. Un lanzador derecho de elevada estatura con una recta que ya superaba las 90 millas. El narrador de Radio Guamá, Sebastián Ferrer Pimienta, lo alababa durante las transmisiones. Castelló llegó incluso a ganar un partido televisado ante Matanzas, como visitador.

No obstante, pese a su promisorias huellas de talento destinado a triunfar en Cuba, Castelló decidió marcharse de la Isla en 2015, año récord de la fuga de beisbolistas cubanos, con 202 emigrados. Aunque lo intentó, el joven pinareño no logró su objetivo, que era firmar un contrato profesional y llegar a las Grandes Ligas de Estados Unidos.

Fueron casi cuatro años en la República Dominicana.

"Mi estancia en Dominicana tiene partes malas y partes buenas. La mala fue estar sin mi familia, que es algo bien doloroso. Lloré mucho en las noches, al pensar que dejé lo más grande que tenemos, para intentar lograr mis sueños de jugar en el mejor béisbol del mundo", dice a DIARIO DE CUBA.

Castelló siente que pudo haber firmado, pero sus manejadores, inversionistas y agentes, nunca pudieron pactar con alguna organización de MLB.

"Son personas que solo pensaban en ganar más dinero", dice el derecho de 26 años sobre su hipotética contratación.

Los inversionistas o agentes muchas veces rechazan ofertas esperando una más tentadora. La experiencia dice que, a veces, los peloteros solo reciben una oportunidad.

Cada noche, dice, despierta y sufre pensando en las oportunidades que tuvo y perdió. En los momentos más difíciles, familiares y amigos lo ayudaron a mantener la fe.

"Eran otros los que decidían por mí".

Aunque esas decepciones lo desvelan, Castelló aprendió de su viaje a Dominicana. Y también reconoce el "salto de calidad" que experimentó en el béisbol.

"Pude adquirir conocimientos. Mejoré gracias a varios entrenadores. Gané en velocidad y control. Incorporé otros lanzamientos y, con dedicación, los entrenadores lograron que lanzara en la zona de duda para hacer más daño a los bateadores".

Para Castelló, esa etapa ha quedado atrás. Cuando ya parecía que regresaba a Cuba con las manos vacías, alguien se interesó por sus servicios y el de otro cinco peloteros cubanos. La Federación Rusa de Béisbol contactó a Castelló y a David Castillo, Yunior Valiente, Adrián Rodríguez, Geidy Soler y Yan Alejandro Pérez, para que integraran la Selección Nacional como parte de una política de reactivación de este deporte en el país europeo.

"Me llamaron. De repente, me comentan que están interesados en mi talento. Me sorprendí, porque no pensé que se jugaría béisbol en Rusia", dice.

Como hombre de religión que es, lo primero que pensó fue: "Dios nunca abandona a sus hijos".

La decisión de Castelló fue continuar el camino. Y tras entrenamientos y juegos, integró la selección de Rusia. Estuvo en Bulgaria, ciudad de Blagoevgrad, y del primero al 6 de julio de 2019 participó en el Campeonato Europeo, con el club RusStar.

Para 2021, Castelló y los otros cinco cubanos tendrán varios desafíos con Rusia. Actualmente entrenan pensando en el Campeonato Europeo, con la intención de clasificar a un futuro torneo de nivel internacional.

Las pesadillas de los últimos años se encuentran en el olvido. Castelló no desestima volver a su provincia de Pinar del Río y jugar la Serie Nacional, siempre y cuando no tenga que pasar por el surrealista proceso de "repatriarse" —nunca dejó de ser cubano— y además que no afecte su calendario en Rusia.

En el mundo del deporte existen diversas creencias sobre las oportunidades. Hay deportistas que reciben 10 chances en una carrera, otros uno, y algunos ninguno. Castelló no piensa desperdiciar el regalo que significa una nueva oportunidad.

"Es una oportunidad para dar a conocer mi talento en Europa y para seguir jugando al béisbol, que es mi sueño".

Continue reading

El béisbol de Grandes Ligas sigue camino a la ruptura

El Target Field de Minneapolis, vacío.

En el recién finalizado mes de mayo, varias cuestiones han quedado claras en las Grandes Ligas. De ellas, la más importante es la constatación de que el béisbol está roto. Las propuestas de MLB al Sindicato de Jugadores han sido desechadas por estos últimos debido a diferencias salariales irreconciliables. La propuesta de la Oficina del Comisionado ni siquiera se llevó a discusión. El presidente del Sindicato de Jugadores, Tony Clark, dijo sentirse profundamente decepcionado tras semanas a la espera de un posible regreso del béisbol en Estados Unidos.

Major League Baseball envió las siguientes cifras:

$563.5K $262K

$1M $434K

$2M $736K

$5M $1.64M

$10M $2.95M

$15M $4.05M

$20M $5.15M

$25M $6.05M

$30M $6.95M

$35M $7.84M

Es decir, las reducciones del salario superan incluso el 70%.

Mientras eso ocurría, en la última semana de un mes que el béisbol recordará como el peor en las últimas dos o tres decádas, afloraron los recortes de peloteros en Ligas Menores. Un total de 340 jugadores fueron cesados de sus respectivas franquicias, entre ellos dos cubanos: Camilo Quintero (Medias Blancas de Chicago) y Cristian Zamora (Bravos de Atlanta).

Pudo haber sido peor para los antillanos, pero no lo fue. Entre los 344 beisbolistas que probablemente han visto alejarse el sueño de llegar a Grandes Ligas, hay 196 nacidos en Estados Unidos, 91 en República Dominicana, 31 en Venezuela, nueve boricuas, cinco mexicanos, dos de Canadá y Aruba, y uno de Alemania, Curacao, Colombia, Bahamas, Sudáfrica, Panamá y Nicaragua.

"No me rendiré tan fácil, seguiré luchando", le dijo Camilo Quintero a DIARIO DE CUBA, el mismo día que fuera despedido.

Quintero había firmado en 2017 por 300.000 dólares con la franquicia del sur de Chicago y había tenido una breve pasantía en el nivel de Doble-A.

Mientras, el dueño de los Atléticos de Oakland, John Fisher, emitió una carta a los más de 200 peloteros que entrenan en sus campos, comunicando que dejaría de pagar el salario semanal de 400 dólares acordado en marzo. En dicha carta, Fisher menciona que los jugadores son como una familia, pero que él decidió destinar el millón de dólares que suponía la totalidad de estos salarios a pagar la renta de su estadio.

Otras organizaciones, como los Reales de Kansas, los Tigres de Detroit y los Padres de San Diego, han mostrado más humanidad y se han comprometido a pagarles el salario a sus peloteros de Ligas Menores hasta el 31 de agosto.

Los primeros días de julio, decisivos

Sources: David Price will pay out of his money $ 1,000 during the month of June to each minor league player in Dodgers system (40-man roster not included) according to multiple sources. Beautiful act if we count that Price hasn't played yet in MLB with @Dodgers. RESPECT.

— Francys Romero (@FrancysRomero10) May 29, 2020

Pese a estos últimos sucesos, el béisbol comprobó la noche del jueves que no todo está perdido. Sin siquiera haber disputado un partido oficial con los Dodgers de Los Ángeles, equipo al que fue transferido en el invierno desde Boston, el lanzador David Price prometió pagar de su propio bolsillo 1.000 dólares a todos los jugadores en Ligas Menores de su nueva franquicia.

Ese reporte, que realicé en Twitter, causó un impacto generalizado: ¿acaso no estaba haciendo un jugador lo que debía realizar un dueño de equipo?

Con más de 470 peloteros despedidos entre marzo y mayo y la realización de una temporada que cada vez see desliza más al terreno de lo improbable, el futuro del béisbol peligra más que nunca. La crisis generada por la pandemia del coronavirus podrían tener consecuencias catastróficas para el deporte en las Grandes Ligas.

De no jugarse en 2020, los propietarios regresarían en 2021 con la intención de reestructurar financieramente sus equipos. Pagarían a peloteros promedio o de Liga Menor; las reconstrucciones alargarían la temporalidad hasta quizás un lustro, pues el modelo financiero estaría casi destruido; las contradicciones entre MLB y el Sindicato de Jugadores caerían escalarían a su nivel más alto desde 1994; y los fanáticos se alejarían de un juego que ya poseía pérdidas en su base estructural de seguidores.

Si las propuestas económicas no mejoran y no se implementa el tan anunciado plan de comenzar a principios de julio, el béisbol en Estados Unidos cerrará sus estadios antes de abrirlos. Los primeros 10 días de julio serán decisivos para el futuro del juego. Por ahora, un grupo de propietarios, de los que depende la Oficina del Comisionado de MLB, ha decidido preservar riquezas y no responder al juego que representan.

Continue reading

Carlos Clifford: 18 años, dos metros de alto y brazo poderoso para abrirse camino a las Mayores

Carlos Clifford (der) junto al también prospecto cubano Carlos García.

Carlos Clifford Cañizares salió de Cuba a principios de marzo de 2020. Su destino era uno muy frecuentado por todos los beisbolistas cubanos desde hace más de dos décadas: la República Dominicana. El lanzador zurdo, de 2,03 metros de altura, es otra de las promesas en ciernes para firmar un contrato profesional a la hora en que se restablezcan las negociaciones frenadas por las Grandes Ligas debido al coronavirus.

Clifford ha soltado rectas de hasta 95 millas, según confirmaciones que nos llegan desde Quisqueya. Cuando salió de Cuba, pesaba 170 libras. Ahora se encuentra en las 210.

"Tomé la decisión de buscar un contrato porque quiero ayudar a mi familia", dijo Clifford a DIARIO DE CUBA.

El espigado zurdo comenzó a practicar el béisbol a los cinco años. Es natural de Boyeros, en la capital cubana. Tiene 18 años, ha transitado por el sistema de béisbol de la Isla y destacado entre los mejores lanzadores de Ciudad Habana.

"En la categoría 15-16 estuve de relevista, lancé bastante bien y fui campeón nacional", recuerda. "A mi llegada al juvenil continué como relevista, pero terminé como abridor".

En el último Campeonato Nacional Juvenil, Clifford lanzó para 1-1, y los rivales le batearon .255. Era el único zurdo de los habaneros, y por sus condiciones físicas y perspectivas de progreso, estaba considerado para integrar el equipo Ciudad Habana del Sub-23, además de la preselección de Industriales.

Sin embargo, siguiendo una tendencia del último lustro, en la que ciertos prospectos prefieren irse del país y encontrar en otras tierras las facilidades económicas y profesionales que no tienen en Cuba, Clifford se fue a la República Dominicana.

Ahora, un entrenador considera que tiene los pitcheos rompientes necesarios para imponerse en el profesionalismo.

"La curva está bastante desarrollada", confiesa el especialista del pitcheo. En tanto, la recta posee bastante movilidad y alcanza topes de 95 millas, con estabilidad en 91-94.

Varios lanzadores de más de dos metros de estatura son perseguidos por los scouts. Entre ellos se encuentra el también habanero Wilton Castillo, por quien se interesaron los Padres de San Diego y que comenzará su carrera profesional con esa franquicia de California.

Carlos Clifford, por su lado, ha sido comparado con otro lanzador cubano, Michel Báez. Tienen la misma complexión física y el joven zurdo proyecta alcanzar futuras velocidades por encima de 95 millas, lo que se conoce como un lanzallamas.  

Ha adquirido más fuerza, musculatura, técnica en la mecánica de los pitcheos, y el progreso seguirá en aumento.

"Quiero cumplir mi sueño, que es llegar a las Grandes Ligas", sentencia.

Continue reading

Estos son los 153 peloteros cubanos que pertenecen hoy al sistema de Grandes Ligas

Luis Robert.

En 2019, un total de 30 peloteros cubanos vieron acción en la temporada de Grandes Ligas, igualando el récord de participación de las campañas de 1967 y 2016. Más allá, los números continúan en incremento, del mismo modo que la emigración tampoco se detiene.

Actualmente, 153 beisbolistas cubanos forman parte del sistema organizacional de MLB, el cual incluye las Ligas Menores, escala de aprendizaje de siete niveles (Rookie, Rookie avanzada, Clase-A corta, media, avanzada, Doble-A, Triple-A) donde se fracasa o se triunfa en el impredecible camino de llegar a las Grandes Ligas.

Los Astros de Houston poseen la mayor cantidad de antillanos en su sistema (15), sin incluir próximas firmas internacionales, como la del jardinero de Mayabeque Pedro León. A los campeones de 2017 en MLB les siguen otras dos franquicias que han lanzado una cruzada en el último lustro por el talento de la Isla: Los Ángeles Dodgers (12) y las Medias Blancas de Chicago (11).

Mientras, organizaciones como los Piratas de Pittsburgh, los Filis de Filadelfia o los Mellizos de Minnesota han sido el opuesto en la búsqueda: entre las tres acumulan tan solo cuatro peloteros.

No hay que ser un especialista en predicciones para suponer que el relevo cubano en las Mayores se encuentra actualmente en las granjas de formación y desarrollo.

Hace poco, la revista especializada Baseball America publicó su habitual lista de los mejores peloteros por herramienta de cada organización, y ahí aparecen varios cubanos que podrían dar el salto en algunos años.

Luis Miguel Romero (mejor curva, Atléticos de Oakland, Triple-A).

Richard Guasch (mejor slider, Atléticos de Oakland, Clase-A media).

Víctor Mesa Jr. (mejor disciplina en la zona de strike, Miami Marlins, Rookie).

Leodany Pérez (corredor más veloz en las bases, Arizona Diamondbacks, Rookie).

Eddy Julio Martínez (mejor brazo de un jardinero, Chicago Cubs, Doble-A).

Luis Robert (mejor bateador de poder; mejor atleta; corredor más veloz en las bases y mejor jardinero defensivo, Chicago White Sox, Triple-A).

Vladimir Gutiérrez (mejor curva, mejor cambio de velocidad, Cincinnati Reds, Triple-A).

Alfredo Rodríguez (mejor jugador de cuadro defensivo, Cincinnati Reds, Triple-A).

José Israel García (mejor brazo de un jugador de cuadro, Cincinnati Reds, Triple-A).

Adrián Morejón (mejor curva, San Diego Padres, MLB).

Johan Oviedo (mejor slider, St. Louis Cardinals, Doble-A).

Yadiel Hernández (mejor bateador de poder, Washington Nationals, Triple-A).

Con muchas probabilidades, Cuba podría romper el récord de presencias anuales (30) en Grandes Ligas en una temporada tan corta como sería la de 2020. La Oficina del Comisionado envío hace poco una propuesta de 30 jugadores por equipo (incremento de 26 a 30) al Sindicato de Jugadores. De aprobarse esta moción, 120 beisbolistas iniciarán el 2020 en Grandes Ligas, cuando tenían programado hacerlo en las Menores.

Estas listas se mantendrán aumentando con el curso de los próximos años, entre las firmas de talentos internacionales, selecciones en el proceso de draft e incorporaciones de agentes libres como Yasiel Puig. Los cubanos persisten en volver al béisbol profesional de Estados Unidos, al igual que en la década de 1960, una tendencia que cambió con el fin de la pelota profesional en la Isla y se mantuvo hasta la temporada de 2015.

Aquí, la lista de beisbolistas cubanos que pertenecen a día de hoy a organizaciones de Grandes Ligas

Diamondbacks de Arizona (7)

Yasmani TomásYoan LópezYoel YanquiMichel GelabertLeodany PérezRaykel GuillermesJean Walters

Bravos de Atlanta (4)

Daysbel HernándezChristian ZamoraAdeiny HechavarríaYonder Alonso

Orioles de Baltimore (5)

Yorkislandy ÁlvarezYusniel DíazMichael MantecónKevin InfanteJosé Iglesias

Medias Rojas de Boston (3)

Rusney CastilloYusniel Padrón ArtilesBramdon Pérez

Cubs de Chicago (5)

Félix StevensEddy MartínezKevin MorenoChristian MoréFrank Hernández

Chicago White Sox (11)

José AbreuYasmani GrandalYoan MoncadaLuis RobertCamilo QuinteroLaz RiveraLency DelgadoLemay BernalBryan RamosLázaro LealYolbert Sánchez

Rojos de Cincinnati (7)

Raisel IglesiasAlfredo RodríguezVladimir GutiérrezJosé Israel GarcíaMichel TrianaYassel PinoOrlando Rodríguez

Indios de Cleveland (2)

Raynel DelgadoYordys Valdés

Rockies de Colorado (3)

Eddy DíazSandry HernándezYanquiel Fernández

Tigres de Detroit (2)

Lester BenítezRoberto Campos

Reales de Kansas City (4)

Jorge SolerJuan Carlos NegretOmar HernándezDayron Blanco

Angelinos de Anaheim (3)

José VerrierOrlando MartínezLuis Avilés Jr.

Dodgers de los Ángeles (12)

Yaisel SierraYadiel ÁlvarezOmar EstévezJaime PérezJulio RomeroMiguel VargasAndy PagésDarien NúñezRaidel ChacónHeisell BaróMarlon CairoOsvanni Gutiérrez

Marlins de Miami (7)

Lázaro AlonsoJ.C. MillánRaúl CamposVíctor Víctor MesaVíctor Mesa Jr.Sandro BargallóLuis González

Cerveceros de Milwaukee (1)

Ernesto Martínez Jr.

Mellizos de Minnesota (2)

Kevin MarreroYennier Cano

Mets de Nueva York (3)

Yoenis CéspedesGerson MolinaAriel Yera

Yankees de Nueva York (8)

Aroldis ChapmanDenny LarrondoAlexander VargasOsiel RodríguezCarlos VerdeciaLeonel HernándezLester BeltránOsmany Fleitas

Atléticos de Oakland (9)

Norge RuizEnrry PantojaLázaro Armenteros, Luis RomeroMarcos BetancourtRichard GuaschPedro SantosLester MaddenDiego Granado

Padres de San Diego (8)

Jorge OñaAdrián MorejónMichel BáezRamón PérezOsvaldo HernándezRonald BolañosEdgar MartínezWilton Castillo

Piratas de Pittsburgh (1)

Guillermo Heredia

Gigantes de San Francisco (4)

Yorlis RodríguezJulio RodríguezJairo Pomares, Fabian Peña

Marineros de Seattle (2)

Néstor CortésVíctor Labrada

Cardenales de San Luis (6)

Rangel RaveloJonathan MachadoJohan OviedoEdgar EscobarMalcom NúñezHansel Otamendi

Rayos de Tampa Bay (5)

Yandy DíazSandy GastónPatrick MeriñoRandy ArozarenaRaudelis Martínez

Rangers de Texas (6)

Diosbel AriasYanio PérezAndy IbañezHasuan VieraJulio Pablo MartínezJosé Adolis García

Azulejos de Toronto (4)

Lourdes Gurriel Jr.Lázaro EstradaWilliam Gastón SilvaYosber Zulueta

Astros de Houston (15)

Yulieski GurrielRogelio ArmenterosYordan ÁlvarezCionel PérezElián RodríguezLorenzo QuintanaAníbal SierraFranny CobosRolando EspinosaJulio RobainaFrank PérezAledmys DíazYordan NodalRoilan MachandyLuis Javier Vega

Filis de Filadelfia (1)

Derek Escobar

Nacionales de Washington (3)

Yadiel Hernández, Roenis ElíasOrlando Ribalta

Continue reading

Odrisamer Despaigne rompe el aislamiento en Corea

Odrisamer Despaigne, durante su debut en la KBO.

El 23 de marzo, en plena crisis del coronavirus, el cubano Odrisamer Despaigne aterrizó en la ciudad de Suwon (capital de Gyeonggi), a 30 kilómetros al norte de Seúl, capital de Corea del Sur. Un contrato firmado en noviembre pasado con el conjunto KT Wiz lo llevó al país asiático como el as del pitcheo del equipo. Sin embargo, nunca imaginó que el recibimiento sería con una cuarentena de 14 días en un apartamento.

Allí estuvo hasta el 5 de abril, cuando finalmente se incorporó a los entrenamientos de primavera de los Wiz.

Un mes más tarde, el pasado martes 5 de mayo, a la una de la madrugada hora de Cuba, Despaigne debutaba en la Korea Baseball Organization (KBO, por sus siglas en inglés) con el dorsal 40, el mismo de su debut en Grandes Ligas, y unas rectas de hasta 95 millas que desarticularon el lineup de los Lotte Giants.

"Me sentí bien el 'Opening Day' [día de apertura]. Lo principal fue que, sin estar al 100% físicamente debido al aislamiento de dos semanas, pude lanzar con un buen control y velocidad", dijo Despaigne a DIARIO DE CUBA.

La actuación final fue de seis entradas, cuatro hits permitidos, una carrera y ocho ponches, lo que en la estadística moderna se consigna como una apertura de calidad. Despaigne dejó el partido ganando 2-1, pero en la séptima el bullpen de los Wiz se derrumbó, y el habanero no pudo aspirar a la victoria.

"La velocidad ha sido algo atípico en mí, pues he logrado mantenerla e incluso aumentarla con los años", aclara sobre su plan de atacar a los bateadores asiáticos con rectas entre 92 y 95 millas.

La historia de la velocidad de Despaigne es que cuando llegó a Grandes Ligas, el promedio de su recta era de 91.8. Al salir, ya en 2019, según Fangraphs, andaba en 93.3.

El cubano ha continuado la tradición de peloteros emigrados que han probado suerte en Corea. En 2010, Francisley Bueno pasó una breve estadía allí. En 2015, Yunesky Maya lanzó un no-hitter para los Doosan Bears. También han viajado a la KBO Adonis García y José Miguel Fernández, siempre con más suerte para los bateadores que para los pitchers.

El nivel de Despaigne se aprecia por encima de la Liga en su primera presentación. Le pregunto por qué no intentó continuar y establecerse en Grades Ligas para 2020, y el ex-Industriales responde: "La principal causa de venir a Corea es que tengo un contrato garantizado, no tengo que estar preocupado de que por una salida mala me puedan sacar del roster o enviarme a las menores, y cosas así", confiesa.

"Lo segundo es que hacía rato no me sentía líder de un staff para una temporada larga; es algo que no sentía desde que salí de Cuba, y creo que esto me ayuda psicológicamente, porque me gusta ser líder", agrega.

El contrato que firmó Despaigne con KT Wiz de Suwon, una de las tres franquicias actuales que no ha ganado un campeonato en Corea, le aseguró recibir 300.000 dólares por firmar, 450.000 en salario y otros 150.000 en incentivos de rendimientos. El cubano continuará la senda del béisbol ahora lejos de su familia y en un entorno cultural ajeno, a cambio de su realización personal y económica, y de un aire de renovación.

"Estar lejos de la familia siempre es difícil y en mi caso particular creo que es peor, porque disfruto mucho mi tiempo con ellos. Soy muy de estar con mi familia y amigos, pero comprendo que todo el mundo está pasando por una situación especial y hay que adaptarse".

Volviendo atrás en el tiempo y a la vida de Despaigne, que ahora tiene 33 años recién cumplidos, cuando tenía 26 fraguó su ruptura con el sistema del béisbol de Cuba el 2 de julio de 2013, al separse del equipo que actuaría ese verano en el Torneo de Rotterdam, Holanda. Casi siempre fue un lanzador del tipo "subestimado", y eso se reflejó cuando el mánager Víctor Mesa no le dio participación en el III Clásico Mundial de Béisbol. De ese mismo equipo Cuba, y exceptuando a Raisel Iglesias (cerrador de los Rojos de Cincinnati), ningún otro de los integrantes tiene el éxito y la vitalidad con los que cuenta Despaigne.

Así fue como se quedó en el aeropuerto Charles de Gaulle de París, Francia, y en menos de un año debutó en Grandes Ligas con los Padres de San Diego, el 23 de junio de 2014, en una campaña que culminó con 4-7 y 3.36 de efectividad, un registro que no ha podido repetir lanzando entre 2015 y 2019.

"La verdad que no sé el tiempo que me quede en el béisbol, espero que mucho", dice el ex-Padres, Orioles, Marlins, Angels y Medias Blancas en Grandes Ligas.

"A veces uno se siente cansado de lo largas y exigentes que son las temporadas en lo profesional, pero cuando llevo 10 días en casa descansando, ya siento la necesidad de entrenar y ver un terreno nuevamente", asegura.

Probablemente, Despaigne  se suba al montículo el próximo martes con transmisión incluida de ESPN para todos los Estados Unidos, cuando los Wiz enfrenten a los NC Dinnos en Changwon, al sur del país.

Las oportunidades se siguen multiplicando y Despaigne siente que continuará disfrutando su carrera.

"Todavía me quedan retos y metas por cumplir en el béisbol. Creo que me queda mucho y gracias a Dios las lesiones me han respetado durante toda mi carrera. Mientras el brazo esté bien y me quieran, seguiré lanzando".

Continue reading

El éxodo continúa

Yoelkis Céspedes.

El 2019 amaneció para el béisbol nacional con el impensado convenio entre las Grandes Ligas (MLB) y la Federación Cubana de Béisbol (FCB), que prometía una reducción importante en cuanto al éxodo de los peloteros de la Isla.

Digo una reducción porque, contrariamente a lo que todos publicaban sobre el tema, el pacto Cuba-MLB no era el final de la emigración. Muchos jóvenes de entre 13 y 15 años iban a continuar saliendo del país, acogiéndose a una posible penalización de dos años, pero agilizando el proceso de convertirse al béisbol profesional.

Sin embargo, a principios de abril y por diversas razones, el Gobierno de Estados Unidos canceló el convenio. A partir de ese momento las puertas del éxodo volvieron a reabrirse y más de un centenar de beisbolistas cubanos partieron, entre ese 9 de abril y el 31 de diciembre de 2019.

Todo fue un espejismo. Y lo que parecía una fiesta terminó como una pesadilla recurrente.

El promedio de edad de los 106 peloteros emigrados —según confirmaciones personales que obtuve— quedó fijado en los 17.8 años.

Los nombres de Yoelkis Céspedes y Norge Vera Jr. (hijo del lanzador Norge Luis Vera) fueron los más publicitados. Vera tiene ya a las Medias Blancas de Chicago como equipo favorito, dispuestos a pagar una suma de entre 1.5 y 2 millones de dólares por sus servicios. Yoelkis, por su parte, representado por Magnus Sports, espera presentarse próximamente ante distintas organizaciones de Grandes Ligas, luego de ser clasificado por MLB Pipeline como el mejor prospecto internacional.

Ambos abandonaron la concentración del equipo Cuba en tierras estadounidenses durante el verano.

Otros peloteros con experiencia en Series Nacionales como Leandro Turiño, Norel González, Sergio Barthelemy, Daniel Condes, Geidys Soler, Orlando Acebey, Víctor Labrada y Daniel López (destruyó el Nacional Sub-23 con .387 y seis cuadrangulares) también dejaron la Isla buscando mejores oportunidades.

Un total de 28 (26.4%), de los 106 que optaron por desligarse del sistema cubano, vieron acción en al menos una campaña de Serie Nacional.

La tendencia de salida entre peloteros de 15 a 17 es una realidad manifiesta. Los cazatalentos desechan cada vez más frecuentemente edades superiores a los 22 años. El mercado ha variado los métodos de búsqueda y es por esto que los patrones del éxodo han mantenido el descenso de las edades.

Prospectos como Dyan Yamel Jorge (firmará por 2.8 millones con los Rockies de Colorado), Edgar Quero, Brander Guevara, Osiel Veranes o el receptor habanero José Dariel Puig, todos en los 16 años, no vieron más futuro en el béisbol que propone Cuba, por lo que nuevamente abrieron el hueco estructural de la pérdida de talento en categorías tempranas.

Antes de la cancelación del acuerdo Cuba-MLB reinaba el esceptismo, y según datos que logré compilar, no más de 15 peloteros salieron entre enero y el 8 de abril. Sin embargo, cuando todo se derrumbó, más de 90 cambió el escepticismo por el éxodo.

Nueve de los que supuestamente integraron el listado de 34 jugadores enviado por la Federación Cubana de Béisbol a Major League Baseball, se marcharon del país. Ahí tenemos nombres como Daniel Condes, Raymond Figueredo, Yoelkis Céspedes, Norge Vera, Norel González, Sergio Barthelemy, Carlos Pelegrín, Narbe Cruz y Ricardo Ramos.

Mark Bryan Puente, bateador zurdo y lanzador de La Habana, abandonó el país hacia la República Dominicana con 13 años, en compañía de un adulto y por medios legales.

Mientras, los jugadores más envejecidos entre los 106 fueron Orlando Acebey y Geidys Soler.

Acebey determinó bajarse en el tren del equipo Cuba durante su gira por Estados Unidos en el verano de 2019, intentando la entrada en los sistemas de Ligas Independientes. Soler, por su lado, se desplazó a la lejana Rusia, donde junto a otros cubanos integra el equipo nacional de ese país, luego de desilusiones prolongadas y problemas que nunca resolvió la envoltura cada vez más obsoleta del béisbol cubano.

Continue reading

Yasiel Puig firmaría con los Gigantes de San Francisco

Yasiel Puig.

El jardinero cubano Yasiel Puig se encuentra muy cerca de firmar con los Gigantes de San Francisco, le confirmó una fuente de entera confianza a DIARIO DE CUBA.

La misma fuente, en condición de anonimato, aclaró que ambas partes, el polémico Puig y la franquicia situada en California, están a la espera de que se oficialice la fecha de retorno de la temporada de Grandes Ligas, interrumpida por la pandemia del coronavirus.

"Están esperando [por] cuándo comienzan los campos de entrenamientos para anunciar la firma", confesó la fuente.

Aunque se desconoce el monto del posible contrato, todo parece indicar que sería por la duración de un año, con una opción de firma en la temporada de 2021.

Puig, de 29 años, es representado por Beverly Hills Sports Council. Entre los principales equipos a los que ha sido vinculado se encuentran los Marlins de Miami; también estuvo en conversaciones con los Rangers de Texas, los Rayos de Tampa y, por último, los Gigantes de San Francisco.

El cienfueguero, durante siete campañas en Grandes Ligas, ha bateado para promedio de .277 con 132 cuadrangulares, por lo que era uno de los mejores jardineros en el mercado de agentes libres. Sin embargo, el mercado y las organizaciones de Grandes Ligas no han querido otorgar a Puig el valor que realmente posee; hablamos de un contrato multianual, mínimo por encima de los 50 millones de dólares.

Puig bateó .267/.377/.423 con 24 jonrones y 84 impulsadas (marca personal) en 2019, temporada en la que jugó con los Rojos de Cincinnati y los Indios de Cleveland.

De concretarse el contrato, Puig pasaría a formar parte de un conjunto, los Gigantes, que es el más enconado rival de los Dodgers, equipo con el que el cienfueguero debutó en las Mayores y en el que militó durante varias temporadas.

Continue reading

En tiempos de coronavirus, el zurdo cubano Ariel Miranda deslumbra en Taiwán

Miranda, en el montículo de los Chinatrust Brothers.

El lanzador cubano Ariel Miranda sorprendió a muchos cuando a principios de enero firmó un contrato de 600.000 dólares con los Chinatrust Brothers en la Chinesse Profesional Baseball League (CPBL, por sus siglas en inglés) de Taiwán. El zurdo de 31 años podría haber intentado un regreso a Grandes Ligas tras pasar el 2019 en Japón.

Sin embargo, prefirió el destino de Taiwán y así se convirtió en el primer beisbolista cubano en accionar en el circuito profesional de 2020, marcado por la suspensión de las actividades debido al Covid-19.

"Creo que lanzar en Taiwán es una gran oportunidad para mi carrera", dijo Miranda a DIARIO DE CUBA vía email a través del fotógrafo-periodista Gene Wang, radicado en Taiwán.

Wang ha mostrado una auténtica capacidad humana de colaboración en momentos de crisis, ayudando a periodistas de varias latitudes del mundo con entrevistas y fotos.

Desde el inicio de la pandemia del nuevo coronavirus, han corrido tiempos de incertidumbre y cambios inimaginables. Pese a ello, el deporte continúa siendo la esperanza de una sociedad que se ha detenido casi por completo.

El béisbol profesional de Taiwán volvió a las actividades y su Liga Profesional ha sido observaba por millones de usuarios en Twitter y sitios de Internet.

Miranda, por su parte, ha conseguido dos victorias en tres presentaciones con los Brothers.

El zurdo lidera a los lanzadores con 23 ponches en 18 entradas, y es segundo en efectividad con 1.50. En la línea del completo dominio, los derechos le batean tan solo .108, y los zurdos .214.

"Me siento muy bien aquí y, gracias a Dios, me mantendré entrenando para mejorar mi nivel", agregó.

Rectas de hasta 95 millas desde el montículo han traspasado a sus rivales. Mientras, muchas cosas han cambiado en el béisbol. No hay público. Las porristas de los equipos bailan para una cámara de televisión y existen maniquíes en los estadios, simulando un falso lleno en el graderío.

Nada de eso, ni los dos controles de temperatura diarios que se le hacen a cada jugador, ni la lejanía de sus seres queridos, ha distanciado a Miranda de su nivel en el box. Cada noche hace valer su condición de pelotero "mejor pagado" de la Liga.

"Normalmente no traigo a mi familia en los inicios de temporada", aclara quien lanzó en MLB con los Orioles de Baltimore y los Marineros de Seattle, entre 2016 y 2018.

"Esperaré alrededor de uno o dos meses para traerlos. Después de que todo se resuelva aquí, los traigo para que se queden conmigo".

Miranda está acostumbrado a nadar contra la corriente. Cuando en 2014 emigró de Cuba, no tenía certeza de qué sería de su carrera. Los Orioles de Baltimore se interesaron en su talento y le dieron un bono de 778.000 dólares en mayo de 2015, para luego de hacerlo debutar en Grandes Ligas cambiarlo a Seattle (al otro lado del país) por el también zurdo Wade Miley, en 2016.

Cada apertura que Miranda realiza en Taiwán es de madrugada en Estados Unidos. Ahí es cuando el habanero lanza sus rompientes y mantiene el espíritu dentro del juego.

"Sigo enfocado en entrenar diariamente y en todos los métodos que pueden hacer mejorar mis habilidades de pitcheo".

Miranda es el último de los cubanos en Taiwán. Antes, en la década de los 90, pisaron esos terrenos asiáticos los antillanos Alberto Hernández, Edilberto y Juan Medina Oropesa, y Osmani Estrada, quien ganó nueve premios, entre los que se archivan Guantes de Oro, campeonato de bateo y MVP de una final.

Más acá en el tiempo, los Yadil Mujica, Michael Tejera, José Contreras y Hasan Pena también volaron destino a Taiwán. Ahora, Ariel Miranda pretende mantener ese legado en una época en la que el coronavirus intenta destruirlo todo.

En su última apertura, ante los Fubon Guardians la noche del viernes 24 de abril, Miranda liberó una de sus poderosas rectas sin que el bateador de turno pudiera descifrarla. El zurdo celebró el ponche como si el estadio estuviera repleto. Dio una palmada con su mano dentro del guante, miró al cielo y agradeció.

Continue reading
Casa Mercedes
Visit the casa that brought you this site

Casa Particular
The best Casa Particular in Old Havana
La mejor Casa Particular en Habana Vieja

Archives