Sport – Cuba – Deporte
Calendar
November 2019
M T W T F S S
« Oct    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Gracias – Thank you
Please contribute to the cost of our servers. Thank you.

Cuba otra vez con las manos vacías

cuba, beisbol, premier 12, beisbol premier 12, beisbol cubano
Miguel Borroto no pudo hacer magia con un equipo en el que los bates no rindieron bien. (Foto: Twitter/@WBSC)

Las noticias que dejó Cuba en el Premier 12 de béisbol no pueden ser peores al terminar en un santiamén su presencia en el torneo, lograr una sola pírrica victoria y dejar pendida de un hilo su clasificación olímpica.

Hay otras, tan nefastas como estas: sus principales artilleros no rindieron, solo anotaron tres carreras en 28 innings, y el resto se cocinaba desde que la selección nacional cayó en el debut ante Canadá y anunció así su demacrado desempeño posterior.

Lo digo porque si algo hizo este Cuba, renovado con razón, fue enseñar desde el principio que iba con el mismo guion: sin las armas suficientes para luchar en un evento que volvió a demostrar las sombras de los juegos de preparación, de las contrataciones y hasta de la Serie Nacional.

Para no entrar en el estira y encoge de por qué se perdió, para mí está tan claro como para todos que nadie puede ganar anotando solo dos carreras en 27 entradas, pues la otra, con la que ganaron vencieron agónicamente en extrainning vs. Australia, se logró más por la intrepidez del coach de tercera de mandar hacia el home a quien estaba en esa base que por la eficacia del fly inofensivo de Yurisbel Gracial, convertido en sacrificio, jugada en la que, además, al receptor se le cayó la bola en pleno home.

Ese hecho y la improductividad del matancero al compilar de 12-0, luego de terminar como el jugador más valioso de la postemporada en la Liga Japonesa, ha reabierto más de una interrogante: ¿Hasta dónde será lógico y efectivo mantenerlo como tercer bate si no ha respondido en los últimos eventos? ¿Cuál es la verdadera calidad de la liga nipona a la que también pertenece Alfredo Despaigne, otra vez inefectivo como cuarto bate? ¿Son inamovibles solo por llevar la etiqueta asiática?

Lo primero y lo último lo debe responder cada director que lo decida. Lo del medio es otra cosa. La liga nipona, de donde sale el equipo que es bicampeón de los Clásicos Mundiales y varios peloteros que engordan las Grandes Ligas norteamericanas, es la segunda mejor del mundo. Pero sucede que los contratados nuestros no funcionan con el Cuba, ni son tampoco la bujía que debían ser por jugar a mayor nivel y tener los bolsillos más llenos. La respuesta deben darla ellos y los técnicos y directivos del equipo.

Alguna explicación debe existir para que una ofensiva haya sido silenciada a lo largo del torneo, con la excepción de Yordanis Samón y Roel Santos. En general, no se pudo descifrar ningún pitcheo: ni el inteligente y efectivo del canadiense Phillippe Aumont, que puso a gatear a hombres que estudió desde la Liga Can-Am; ni el del australiano Josua Goyer, de quien se decía no era de los mejores del staff; y mucho menos el de Jonghun Park, el submarino surcoreano, y el de todos los que vinieron después.

Casi ninguno pudo remolcar, solo dos hombres de los 23 que llegaron a posiciones anotadoras, quizás porque de los apenas 16 hits conectados ninguno fue extrabase, unido a un tacto de espanto, con 28 ponches y a una probada lentitud en el corrido de las bases.

No fue tampoco nuestro pitcheo lo mejor, sobre todo con un descontrol manifiesto (17 boletos y cuatro pelotazos) que facilitó a equipos como Corea anotar al menos cuatro carreras que en realidad le sobraron (marcaron siete) en un partido crucial para Cuba.  Miguel Borroto no fue acertado en la alineación, que mantuvo casi inalterable, ni cuando sacó a Vladimir Baños a abrir con Lázaro Blanco disponible, o le dio la bola de abridor a su camagüeyano Yousimar Cousin en un encuentro de vida o muerte ante Corea.

La defensa no fue de lujo, más por imprecisiones como la del jardinero Yurisbel Gracial en el juego ante Canadá —que costó luego carreras— que por los errores físicos que están en el juego.

Claro estaba que para Cuba seguir con vida hacia la llamada súper ronda la clave era ganarle a Canadá, un rival un poco más asequible que Corea del Sur, cuyos lanzadores permitieron una sola anotación en tres juegos. La opción la tenían en sus manos cuando Australia les ganó a los canadienses, pero los cubanos tampoco pudieron, como se pronosticaba, con el valladar surcoreano.

Se pudo sentar a Cepeda, mal como pocas veces se le ha visto; se pudo mover más al banco mucho antes de sacar ya sin opciones a Pavel Quesada que fue a pasear pese a ser uno de los que más han bateado en esta Serie Nacional; se pudo quitar a Yariel Rodríguez antes de que le dieran el hit tras boleto y pelotazo en el partido vs. Corea, pero en el fondo lo que queda es un equipo sin aliño que lo mismo pierde unos Juegos Panamericanos o unos Centroamericanos que un Premier 12.  Esta es la pelota que tenemos y no la que nuestras ilusiones nos hacen soñar; es una pelota que como concepción colectiva está por debajo del nivel de este y otros eventos, aunque tenga peloteros de calidad capaces de llegar a las mismísimas Grandes Ligas o las japonesas.

De momento, queda decidir qué hacer de aquí a marzo, cuando se disponga de la última opción hacia Tokio 2020 con el clasificatorio de América: si persistir con los mimos peloteros de ahora y de antes que no han respondido o atreverse a buscar otras variantes; cambiar algunos conceptos más atemperados al béisbol moderno, que hace no jugar al batazo y aprovechar todo, hasta el error del contrario.

 Cuba se fue con las manos vacías del Premier 12, tal como lo previó más de un aficionado o un experto. Eso ya no extraña y, justamente, es lo que duele y preocupa.


Go to article


Go to Source Site

[source: http://www.escambray.cu/2019/cuba-otra-vez-con-las-manos-vacias/]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Casa Mercedes
Visit the casa that brought you this site

Casa Particular
The best Casa Particular in Old Havana
La mejor Casa Particular en Habana Vieja