Sport – Cuba – Deporte
Calendar
Gracias – Thank you
Please contribute to the cost of our servers. Thank you.

Rusia 2018: Camino a la Copa

 

Futbol, Mundial, Rusia, Brasil, Neymar
Con la derrota de Brasil, la Copa pierde a otro favorito. (Foto: Reuters)

El capítulo de lo inesperado ha hecho aún más interesante esta edición de la Copa Mundial de Fútbol

A la hora en que a usted le lleguen estas líneas, si es de los que tienen la suerte de leer Escambray los sábados, ya los primeros cruces de cuartos de final del Mundial de Fútbol Rusia 2018 serán historia.

Sabrá, por supuesto, los primeros semifinalistas (Francia y Bélgica). Eso me evita elucubrar sobre lo que pasó y me permite mirar un poco más allá de este viernes, cuando comenzó la otra muerte súbita, antecedida por una fase de octavos que dejó otra vez bien parada a esta versión de la Copa del Mundo.

No importa si para algunos este evento perdió glamour porque se le han ido varios consagrados, entre equipos e ídolos. Justo en ese capítulo de lo inesperado es que esta versión se ha hecho aún más interesante, al punto de que a esta altura la mayoría de los concursos de “adivinanzas” sobre el posible campeón deben tener pocos acertijos.

Las cosas se complicaron mucho más cuando detrás del escándalo alemán se sucedió el otro que marcó los octavos: la retirada cabizbaja de España, otro de los equipos aspirantes a la corona, más por historia que por propuesta.

Y aunque casi todos los entendidos andan más preocupados en por qué perdió la roja, habrá que dejar algunos titulares para Rusia, que, sin tener el fútbol más refinado, resistió a la manera de los fortines guerreros de sus antecesores, de la mano de su portero, Akinfeev, para mí, lo mejor de una selección que jugó con 12, contadas las cerca de 70 000 almas que la apoyaron en el estadio Luzhniki, imponente como casi todas las majestuosas instalaciones que han hecho de este país un espectáculo.

España hizo lo que siempre en los mundiales, pues a fin de cuentas con ese toca-toca logró ser campeón hace ocho años. Así llegó a octavos con una previa donde anunció lo que vendría después. Y a la hora en que se decidió tirar a la portería, ya Rusia estaba tan cansada como crecida y en la tanda de penales fue más categórica cuando ya había sobrecumplido con su afición al llegar a la instancia de cuartos por primera vez.

Con la salida de España, al Mundial se le siguieron yendo estrellas. La generación de los Iniesta, Piqué, Sergio Ramos… se sumó a la lista que encabezaron las figuras más mediáticas del fútbol mundial: Messi y Cristiano.

Ni el uno ni el otro pudieron traspasar las manquedades de sus selecciones, mucho menos el primero, con una Argentina que, a tropiezos como llegó a octavos y ante una Francia imponente, tenía su muerte anunciada, por más que sus tres goles mostraron un elenco que, en un último rapto de dignidad futbolística, enseñó antes de partir por qué era subcampeón.

Reitero, al Mundial se le fueron las estrellas, pero le quedaron los equipos, los que a fin de cuentas llegaron hasta cuartos por merecimiento colectivo en una fase que enseñó paridad en todos los encuentros y que dejó mejor parados a los europeos, con seis de los ocho equipos aún en competencia.

La paridad la muestran no solo los tres partidos definidos en penales, sino los marcadores, todos cerrados y decididos en situaciones extremas, como el Japón-Bélgica, el más trepidante de los ocho choques. Los nipones estuvieron casi a punto de convertirse en el notición del Mundial, después de ganar el derecho a octavos por su juego limpio, pero lo impidió la fuerza y carácter de los belgas capaces de remontar y ganar en los últimos segundos.

Después de tal demostración, Rusia 2018 se volvió más impronosticable. Ni Croacia se mostró como el superman después que debió sudar en penales vs. Dinamarca, ni tampoco Inglaterra, por más que haya superado anteriores versiones, cuando le pasó lo mismo ante una Colombia que debió tener mejor suerte después de las lecciones de coraje y dignidad que dio sobre el césped, corriendo a contracorriente sin su James Rodríguez, en el partido de peor labor arbitral en la Copa.

Brasil llegó sin sustos al vencer ante México y dejar a América sin una selección que animó el evento hasta que tropezó con la mole carioca. Uruguay cumplió sobre el terreno lo que se esperaba de él, con una concepción donde las estrellas se suman a la colectividad y así pudo aguantar a Cristiano, que es como decir Portugal, pero…, ya usted sabe lo que pasó después (Brasil cayó ante Bélgica 1×2 y Uruguay no pudo con Francia 0x2).

Ahora las miradas se concentran en la segunda jornada de cuartos de final este sábado a base de Inglaterra-Suecia y Croacia-Rusia. Los dos primeros salen con los tacos de favoritos; pero, ¡cuidado! Luego todo quedará listo para martes y miércoles en semifinales, de donde saldrán los dos aspirantes al título el próximo fin de semana. Eliminados sus favoritos, ¿se atreve a pronosticar?


Go to article


Go to Source Site

[source: http://www.escambray.cu/2018/rusia-2018-camino-a-la-copa/]

Casa Mercedes
Visit the casa that brought you this site

Casa Particular
The best Casa Particular in Old Havana
La mejor Casa Particular en Habana Vieja