Sport – Cuba – Deporte
Calendar
Gracias – Thank you
Please contribute to the cost of our servers. Thank you.

Habemus séptimo juego

LAS TUNAS.— Carlos Martí sabía muy bien el valor de este sexto juego. Se gastó dos balas de manera temeraria; la de llenar las bases en el noveno para lanzarle al hombre que más veces impulsa el empate o la ventaja en la pelota cubana (303 antes de ese turno al bate) no le pudo salir peor, y la otra, quemar a su mejor cerrador desde el séptimo inning, tampoco le dejó un buen saldo.

El mentor de los actuales monarcas asumió ambos riesgos para tratar de evitar lo que en definitiva sucedió: un triunfo espectacular de los Leñadores con marcador de 6-2, que estira al máximo la postemporada y si por estado emocional fuera, los tuneros lucen mejor.

Danel Castro vivió otra noche mágica. Le tocó decidir el juego. Serio, como siempre es antes de bailar en las bases, le trabó una recta al relevista Raidel Martínez con las bases llenas en el noveno y la golpeó con tanta rabia que fue a caer al otro lado de la cerca por el mismo centro. Ahí mismo ocurrió el terremoto humano más grande que se haya sentido en esta provincia en mucho tiempo.

El partido transcurrió con más ceros en la pizarra de los que suelen colgarse estos equipos entre sí, y si no hubo más argollas fue debido a que los Alazanes jugaron agresivos en el corrido de las bases.

En el tercer inning, Raúl González se embasó por boleto, llegó al segundo cojín por sacrificio de Yulexis la Rosa, se robó la antesala y siguió para home por error en tiro de Yosvani Alarcón a la base custodiada por su hermano.

Tres innings después, Roel Santos, quien había fallado en par de turnos, cosa rara en él, coló la bola por encima de segunda para luego, cosa normal en él, estafarse la intermedia. Con rodado por la inicial ancló a 90 pies de la goma, desde donde anotó caminando con un largo elevado de Guillermo Avilés.

Esa última anotación de los muchachos de Carlos Martí, en vez de desestabilizar a los tuneros, los azuzó. En la parte baja de ese episodio, salieron a la riposta y empataron el duelo, pese a no jugar bien en el corrido de las bases.

Si los Alarcón habían sido «responsables» de la primera anotación de los Alazanes, tuvieron la oportunidad de redimirse en ese capítulo. El cuarto madero sonó tubey y su hermano remolcó la segunda anotación con incogible; pudieron irse encima en el marcador, pero Rafael Viñales fue capturado tratando de avanzar a tercera en un corring ilógico.

Los «rojiverdes» de Pablo Civil habían desaprovechado dos buenas oportunidades de anotarle al abridor granmense Leandro Martínez antes del medio juego. En el tercer episodio, Danel se había ponchado y Yosvany Alarcón roleteó por el paracortos partiendo el bate, con dos hombres en circulación.

Luego, en el quinto, Andrés Quiala largó un tubey, se robó temerariamente la esquina caliente, pero Yuniesky Larduet elevó al receptor en un turno al bate en el que le tiró a varias bolas malas y Jorge Yhonson cedió el tercer out con manso roletazo por tercera.  

Llegó entonces el último tercio, ese donde los Leñadores rajan a los adversarios en dos con inusual sangre fría. Carlos Martí le dio la bola por quinto día consecutivo a Raidel Martínez, y el muchacho, que había salvado los dos últimos partidos en Bayamo y llevaba cuatro tapones en la postemporada, dominó dos inning, pero no pudo evitar el Grand Slam de Danel, su jonrón 198 en series nacionales.

Aunque Baños no pudo concretar su oncena victoria en diez postemporadas, su labor merece elogios. Durante siete capítulos le anotaron solo una limpia y toleró cuatro incogibles, con seis ponches y par de pasaportes gratis. Impecable estuvo su relevo, José Ángel García, quien de los seis outs sacados, cuatro fueron en rodados por el box.

Para hoy, domingo de oro, los anfitriones tratarán de convertirse en el decimoséptimo equipo que se corona, de los 39 que han jugado en series nacionales, y para ello dependerá del joven refuerzo Yariel Rodríguez, mientras Granma buscará con Alaín Sánchez en el montículo ser el noveno elenco que gana por lo menos dos campeonatos consecutivos.

El director del equipo lamentó que por la reglamentación del torneo no pudiera emplear a Lázaro Blanco para el partido crucial, y argumentó que eso afecta la calidad del espectáculo en su mejor momento.

Por séptima ocasión un play off por la corona llega a siete juegos. Esta tiene el incentivo de que los locales siguen ganando en su casa y la afición local habla ya de una remontada semejante a la vivida frente a Industriales. ¿Podrán los Alazanes escribir otro final para esta historia?


Go to article


Go to Source Site

[source: http://www.juventudrebelde.cu/deportes/2018-01-28/habemus-septimo-juego]

Casa Mercedes
Visit the casa that brought you this site

Casa Particular
The best Casa Particular in Old Havana
La mejor Casa Particular en Habana Vieja