Sport – Cuba – Deporte
Calendar
Gracias – Thank you
Please contribute to the cost of our servers. Thank you.

Galope de Alazanes

Carlos Martí les había quitado presión a sus muchachos tras la soberbia actuación de Yoanni Yera el jueves. Ecuánime, el «viejo zorro» de tantas y tantas temporadas en la pelota cubana, de las buenas y las malas, repitió la frase que todo el mundo dice en esos casos: Un juego no se parece a otro. Tenía razón, pero no imaginaba, ni por asomo, cómo iba a ser la segunda película.

Otro en su lugar hubiera hecho cambios en la alineación; le hubiese dado un chance al líder jonronero del campeonato, Lázaro Cedeño, quien sigue mirando con nostalgia la batera; pero Carlos puso a los mismos hombres, y en el mismo orden. Y logró, aunque agónica y espectacularmente, lo que quería: empatar el play off.

Esta vez, el bateo les funcionó a los Alazanes. Guillermo Avilés, escolta de su coequipero Cedeño en el escalafón de los que más vuelacercas conectaron en la temporada, sacó dos pelotas ayer del pantano. Excepto Geydi Soler y Raico Santos, los demás bateadores se apuntaron hits. Además de Avilés, sobresalieron Roel Santos con cuatro incogibles, Yulexis La Rosa sonó tres y dos ligaron Yordan Manduley, Carlos Benítez y Raúl González.

Mientras, el zurdo Ulfrido García contuvo el empuje de los Cocodrilos durante cinco episodios, conservó la mínima ventaja de 2-1 en el primer tercio de juego, hasta que sus compañeros pisaron tres veces la goma en el cuarto episodio y con cinco carreras más en el siguiente capítulo parecía que quedaba sentenciado el resultado. Incluso, hubo olor a nocaut. Solo eso, olor, que se esfumó unos minutos después.

En el sexto, los Cocodrilos se reviraron, y de qué manera. Lo escribo y no lo creo: empataron a 11 el juego, y tuvieron en tercera la ventaja. La defensa, la misma que quiso reforzar Martí dejando en el banco a Cedeño, volvió a flaquear y los relevistas agonizaron para terminar la entrada.

Tras tres cohetes seguidos, Ulfrido se fue a las duchas. Yosver Zulueta ponchó a Ariel Martínez, pero dio un pelotazo y regaló dos boletos; lo sustituyó Raidel Martínez, quien sacó otro out, antes de transferir a un yumurino más y congestionar los ángulos.

Entonces, Martí no confió más en su bull pen; apeló a su tercer abridor, Alaín Sánchez, para que le lanzara a Frederich Cepeda, pero el Gallo espirituano no le hizo swing a envíos malos y también se fue caminando para la inicial; luego Yasiel Santoya disparó cohete al jardín izquierdo, y la bola se le escapó a Geydi Soler para abrirle las puertas del home a todo el mundo.

Asombro había en ambos mentores. Ninguno podía creer que el juego estuviera empatado. Uno para bien y otro para mal. Y al fin, Alaín sacó el tercer out.

El partido, que había empezado a las cinco de la tarde, iba a «durar» entonces solo un tercio. Granma se la jugaba todas con Alaín; Matanzas le dio la bola al zurdo Dariel Góngora, pero tuvo que reemplazarlo rápido por Miguel Lahera, quien no pudo evitar que los Alazanes tomaran ligera ventaja por una bola escapada . Muchos, incluido yo, pensaron que Lahera vendría a empezar el inning.

Y cuando todo parecía loco e imprevisible, llegó la calma al Victoria de Girón. A Lahera no le marcaron, pero a Alaín tampoco, aunque en el noveno, otro boleto, uno más de los tantos dados por los lanzadores granmenses en ambos juegos, despertó esperanzas en la afición matancera. Alaín se enredó, pero dio el cero. Y así se acabó el que quizá sea el partido más largo de esta postemporada.

El play off se va empatado para Bayamo. Martí salió, literalmente, en coche, después del susto de anoche.

 ¿Qué traen los pitchers hoy?

Erlis Casanova es la propuesta de Víctor Mesa. El derecho de los Vegueros ganó seis y perdió dos en la primera fase del campeonato y en la siguiente invirtió esos números. Según los reportes del Grupo para la Investigación del Béisbol (GIIB), frente a los bateadores derechos tira muchas más rectas que slider  y contra los zurdos prefiere combinar la velocidad con el cambio y el tenedor. Coloca la mayoría de sus pitcheos en la zona baja, lo que explica que más de 60 por ciento de los batazos sean de rolling.

En seis postemporadas tiene dos éxitos e igual cantidad de fracasos, con efectividad de 3.86 y un WHIP de 1.47.

Las Tunas anunció al zurdo Yudiel Rodríguez, quien tuvo balance de 7-2 en la ronda inicial y en la otra acumuló 5-3. Cuando tiene enfrente a bateadores derechos, acompaña la recta, preferentemente en zona pegada, con la curva y la slider también por dentro, y ante zurdos se basa en la velocidad y la slider en zona buena. Cerca de un quinto de los batazos de los derechos fueron fuertes, mientras domina con mucha más facilidad a los siniestros.

Ha participado en tres play off con foja de 0-1, un promedio de carreras limpias muy elevado (8.31) y ha embasado muchos hombres en esas presentaciones, a razón de 1.62 por entrada.

Sin embargo, Pablo Civil, en dependencia del resultado de anoche, podría inclinarse por Vladimir Baños. El diestro pinareño estuvo lesionado en la primera mitad del campeonato y en la otra salió airoso en tres ocasiones y derrotado en dos. Se basa en la combinación de rectas y curvas, que ante los derechos enfoca en la zona baja y a los zurdos se las lanza sobre lo alto, en zona cantable.

En nueve postemporadas, archiva 10-10 y cuatro juegos salvados, con efectividad de 4.73 y WHIP de 1.47.

Mañana no hay play off, pero sí peñas deportivas encendidas. Súmese a alguna, real o virtual, y diga su criterio, a fin de cuentas, todo el mundo sabe de pelota en Cuba.

Y el martes, en el Latino, se retira oficialmente Carlos Tabares, uno de los imprescindibles en la historia del béisbol cubano, basta esa razón para no dejar de ir esa noche al Coloso del Cerro.


Go to article


Go to Source Site

[source: http://www.juventudrebelde.cu/deportes/2018-01-05/galope-de-alazanes]

Casa Mercedes
Visit the casa that brought you this site

Casa Particular
The best Casa Particular in Old Havana
La mejor Casa Particular en Habana Vieja