Sport – Cuba – Deporte
Calendar
Gracias – Thank you
Please contribute to the cost of our servers. Thank you.

Una deuda que no se acaba

Una deuda que no se acaba

Por cuarto año consecutivo, Las Tunas exhibe récord negativo de victorias y derrotas. La versión del 2017 es incluso peor y queda muy alejada de los objetivos con los que arrancó la temporada.

Las Tunas: El Campeonato Nacional de Béisbol para menores de 23 años está llegando a su fin y no es necesario esperar a que concluya para certificar que la actuación de Las Tunas está muy lejos de lo que se podría haber esperado.
Los discípulos de Yor Luis Torres se ubicaban penúltimos entre 16 equipos, con apenas 13 victorias y 24 derrotas antes de la jornada del jueves. De manera que en el plano competitivo no hay debate: la actuación es mala y aleja al béisbol tunero del propósito de ir construyendo una mentalidad ganadora en cada una de sus categorías.
De hecho, en sus tres participaciones anteriores, Las Tunas tampoco consiguió un balance ganador. De acuerdo con las estadísticas del MSc. Modesto Castelló Góngora, en el 2014 concluyó con nueve éxitos y 15 fracasos, un año después mejoró a 17-19 y la temporada anterior volvió a decaer hasta 15-21.
"La verdad es que no se cumplieron los objetivos con los que comenzamos la competencia", asegura José Luis Rodríguez Pérez, Jefe Técnico del béisbol tunero.
Si bien al elenco se le adivinaban carencias importantes en materia ofensiva y existían dudas en cuanto a su capacidad de defender el trabajo del cuerpo de pitcheo, la realidad ha sobrepasado los cálculos menos optimistas.
"Sabíamos que no teníamos un equipo lo suficientemente fuerte como para aspirar a clasificar, pues la mayoría de nuestras primeras figuras en esas edades no están ya en el país. Aun así, pretendíamos ubicarnos al menos entre los 10 primeros", agrega Rodríguez Pérez.
El directivo del béisbol local revela que la concepción del torneo Sub-23 es netamente competitiva, hasta el punto de que sus resultados se unen a los conseguidos por Las Tunas en la pasada Serie Nacional, para darle a la provincia su ubicación en la categoría de mayores.
Otra cosa es que cada territorio utilice la lid para trabajar en el desarrollo de algunos peloteros con talento. En este sentido, el Sub-23 se convierte en ese importante eslabón que acorta el brusco salto entre la categoría juvenil y el nivel máximo de la pelota cubana.
Y ahí están los principales dividendos que deja la participación tunera en la competición.
Ángel Sánchez y Yaudier Castro, las revelaciones
Los números colectivos de Las Tunas son bastante discretos. Con 37 juegos efectuados, su defensa de 962 se ubicaba en el lugar 12, al tiempo que marchaba octavo en promedio ofensivo (261), pero duodécimo en carreras anotadas (137) y penúltimo en extrabases (49).
Mejor le ha ido al cuerpo de pitcheo, octavo en efectividad con 3,40 carreras limpias permitidas por choque. Y especialmente destacado es el factor de ponches (201) sobre bases por bolas (118), el cuarto mejor del país con valor de 1,70.
Pero lo verdaderamente destacado se reduce al plano individual. En materia ofensiva, solo un bateador sobrepasa la barrera de los 300, el receptor Yadián Peña, quien promedia 304. Cerca de esa marca anda el torpedero Magdiel Gómez (295), mientras otros exhiben aceptables promedios: Liosmany Falcón (276), Manuel Ávila (274), Miguel García (277), Dailier Peña (273) y Dannier Díaz, quien además de batear 276 había remolcado 15 carreras.
De manera que el nombre propio madero en mano es el de Yaudier Castro. El manzanillero vino a Las Tunas a probar suerte y ya destacó con Jobabo en la Serie Provincial. Ahora, en el Sub-23, promedia 289, con cuatro dobles, un triple, cinco jonrones y 21 carreras remolcadas.
Castro lidera al equipo en extrabases (10), slugging (453) e impulsadas, además de incluirse entre los cuatro primeros del Campeonato en jonrones (5) y en veces que impulsa el empate o la ventaja (10).
En cuanto al pitcheo, Alejandro Meneses acumula tres victorias en cuatro decisiones, con efectividad de 2,89 y buen WHIP (promedio de bases por bolas y jits permitidos por entrada) de 1,13. Otros de buen desempeño han sido los relevistas Carlos E. Vera (2,20) y Noriel Viera (2,88), ambos con tres salvamentos.
Pero el mayor protagonismo se lo ha robado el zurdo Ángel Sánchez, quien archiva tres victorias y cuatro derrotas, pero encabeza al staff en efectividad (1,94) y es el octavo mejor del torneo en este departamento.


Go to article


Go to Source Site

[source: http://www.periodico26.cu/index.php/es/deporte-es/item/3192-una-deuda-que-no-se-acaba]

Casa Mercedes
Visit the casa that brought you this site

Casa Particular
The best Casa Particular in Old Havana
La mejor Casa Particular en Habana Vieja