Sport – Cuba – Deporte
Calendar
Gracias – Thank you
Please contribute to the cost of our servers. Thank you.

Maykel Reyes, el futbolista cubano de las primicias

Por Ronal Quiñones

Maykel Reyes. Foto: es.fifa.com

Maykel Reyes. Foto: es.fifa.com

HAVANA TIMES — A Maykel Reyes el destino le ha preparado para ser el futbolista cubano de las primicias: primero en firmar un contrato en el exterior, en marcar un gol en un Campeonato Mundial, y quién sabe si algo más.

A finales de 2015 viajó a México junto a Abel Martínez para cumplimentar una invitación del club mexicano Cruz Azul, y antes había participado en la pretemporada del también mexicano Santos Laguna, después del amistoso celebrado por ese equipo en La Habana, a mediados de año.

En el Cruz Azul Premier comenzó tarde por problemas burocráticos, pero se ganó la confianza del técnico al marcar en sus dos primeras salidas a la cancha. Esa primera temporada en las fuerzas básicas de la Máquina Cementera finalizó con cuatro goles en una docena de partidos.

Havana Times se acercó al futbolista, a su madre, Olga Azcuy, y a su primer entrenador, Pedro Luis Rodríguez, quienes hicieron un recuento de la trayectoria del jugador, oriundo del poblado pinareño de Viñales.

“Tenía aptitudes para el atletismo, incluso había participado en eventos nacionales de ese deporte y obtuvo dos medallas de bronce en un torneo en Matanzas, pero en Viñales el fútbol es pasión, y después que terminaba su entrenamiento de atletismo se sumaba a los demás para jugar fútbol como diversión infantil.

“Un día me puse a observarlo y me di cuenta de que tenía movimientos rápidos y fluidos, con buenos cambios de ritmo y de dirección, y eso me llamó la atención. Comparándolo con los niños que yo entrenaba habitualmente las aptitudes que él tenía eran superiores”, indica su primer preparador en el balompié.

“Fue conmigo por primera vez a un campeonato provincial y Viñales terminó tercero, con Maykel como líder goleador, con mucho menos entrenamientos que el resto de los muchachos. Quedó líder también en los Juegos Escolares Nacionales, donde Pinar del Río termina con bronce, y lo llamaron para la EIDE Ormany Arenado, con 15 años.”

No estuvo en la convocatoria para el equipo nacional sub-17 de 2009, pero eso no le hizo desistir de su sueño de ser grande en el más universal de los deportes.

“Con el entrenamiento siempre ha sido muy disciplinado. No le gusta faltar ni aunque se sienta mal. Desde niño era así, porque era todo el tiempo con la pelota, jugando hasta dentro de la casa. Llegaba de la escuela y se iba para el estadio hasta la noche. Todo ese sacrificio le dio resultados. Desde chiquito tiene obsesión con el fútbol. Era un niño muy travieso, pero cuando se trataba del fútbol, muy serio para los entrenamientos, el primero en llegar a la cancha era él con el entrenador, y en la casa se quedaba dominando el balón hasta por la noche en el portal”, señala Olga.

En su último año de juvenil fue líder goleador en Occidente y lo mandan a pedir de la escuela nacional para hacerle unas pruebas. Fue llamado a la preselección de la sub-20, y sus condiciones llamaron la atención del técnico Raúl González Triana, quien lo convocó para el preolímpico de 2012, en Estados Unidos.

Maykel Reyes y Abel Martínez

Maykel Reyes y Abel Martínez

En una gira en la cual pasaron por Jamaica y Bolivia lo termina de convencer y asiste al preolímpico, donde el único gol que marcó Cuba lo consiguió él en el último partido. Ese torneo fue aciago para Cuba, pero la actuación de Maykel no pasó desapercibida.

“Me sentí muy contento cuando me dieron mi primera oportunidad, y creo que la supe aprovechar. Me dije que era el momento de demostrar quién soy y lo que puedo dar, desde entonces empecé a formar parte de las selecciones nacionales hasta hoy.”

Meses después llegó la eliminatoria rumbo al Mundial sub-20 de Turquía-2013, y ya era fijo en el once titular.

En la primera fase eliminatoria, en República Dominicana, convirtió tres goles. “Las cosas no empezaron bien, porque comenzamos perdiendo con Aruba, que era un rival supuestamente fácil para nosotros, pero pudimos recuperarnos y ganarle por goleada, luego vencimos bien a San Cristóbal, y en el último encuentro empatamos con Dominicana, con una parte del equipo con problemas físicos. Con la ayuda de todos logramos el punto, pero no fue nuestra mejor presentación.”

En la final del Caribe, en Jamaica, Maykel no anotó, pero se logró el pase al Premundial de Puebla. “Perdí un poco de confianza por no anotar, pero el técnico siempre nos dijo que todos éramos uno y mi aporte se vio de otra manera, aunque no pude ayudar como hubiera querido.”

En Puebla llegó su venganza, y con tantos ante Nicaragua y Canadá, y una asistencia ante Costa Rica, fue crucial en la primera clasificación cubana a una cita del orbe de esa categoría. “Ese fue uno de nuestros mejores torneos. Íbamos muy confiados en que podíamos hacer historia y lograr el sueño, ser partícipe de eso es algo muy importante en mi vida.”

Varios entrenadores de clubes profesionales que asistieron al evento quedaron prendados del talento cubano, entre ellos Maykel. El Genoa italiano y los mexicanos Pachuca y Veracruz intentaron hacerse con los servicios del delantero, pero las negociaciones nunca llegaron a buen puerto. “Varios jugadores tuvimos ofertas, pero en ese momento nuestro país no tenía creadas las condiciones para hacernos profesionales. Nosotros siempre respetamos eso y esperamos a que llegara el momento, y llegó.”

El verano de 2013 marcó el debut cubano en un Mundial, donde Maykel marcó de cabeza el primer tanto, en el duelo contra Surcorea. “Ese es el gol más grande que he logrado hasta el momento. Me marcó y todavía lo recuerdo. Me quedan muchos años en el fútbol, pero hasta ahora es el más importante.”

A raíz de su actuación, tuvo la oportunidad de probarse durante un mes en el club danés Brondby, que valoró positivamente su estancia, pero los trámites burocráticos todavía no se podían concretar.

En los Centroamericanos Cuba conquistó un inesperado tercer puesto y Maykel firmó dos dianas, pero recuerda amargamente una oportunidad perdida ante México, que los mandó a la discusión del bronce al derrotarlos en tiros de penal.

“Esa jugada que fallé me dolió mucho, porque nos pudo dar el pase a la final. Me sentí muy mal ya desde el mismo partido, pero se trata de un deporte colectivo y llegó Yordan (Santacruz) y anotó. Ahí el ánimo me subió al cielo y me dio la fuerza para terminar el partido. Desde que iniciamos la preparación nos propusimos llegar a una medalla, que fue muy reconocida por el pueblo cubano, que normalmente solamente mira para el oro.”

En 2015 anotó el único tanto de Cuba en el preolímpico celebrado en Estados Unidos, en el empate 1-1 con Canadá, y luego marcó el tanto que clasificó a Cuba para la segunda ronda en la Copa de Oro, también organizada en suelo estadounidense. Fue seleccionado como el mejor futbolista cubano de 2015, y aprobó las pruebas del Cruz Azul, para convertirse en el primer cubano que firmaba un contrato profesional después de 1959, junto a Abel Martínez.

“Ya él es el ídolo de Viñales”, asegura Pedro Luis. “Ha tomado mucha más relevancia, aunque su forma de ser no ha cambiado, sigue siendo un joven jovial, respetuoso, muy cariñoso, y nunca olvida a quienes lo ayudaron, lo cual demuestra su modestia, su sencillez y su agradecimiento. Por eso la gente lo respeta y lo quiere mucho. Ha tenido una gran progresión, a pesar de todos los problemas que rodean al fútbol cubano, y de haber llegado al sistema profesional con 22 años, cuando ya muchos son millonarios. Tiene todo el talento y el deseo, que es lo más importante para seguir avanzando.”

El atacante de 23 años está muy feliz por lo conseguido, y sigue apuntando alto: “Estoy cumpliendo uno de mis sueños, y quiero seguir con él.”

Para él, la familia es vital y así lo declara abiertamente: “De mi familia depende toda mi vida, ellos son los que siempre han estado ahí conmigo para apoyarme en los momentos buenos y en los malos, les debo todo. Estaría todo el día hablando de ellos, pero lo resumo diciendo que son mi guía y les estaré eternamente agradecido por lo que han hecho por mí, su apoyo me hace crecer cada día más como futbolista y como persona. Siempre que estoy en el terreno los estoy recordando y tratando de que se sientan orgullosos de mí.”

Como no habrá torneos importantes para la selección nacional en los próximos tres años, el delantero podrá concentrarse en su actuación en México, ¿quién sabe si en un futuro Maikel Reyes llega a un equipo grande?


Go to article


Go to Source Site

[source: http://www.havanatimes.org/sp/?p=117546]

Casa Mercedes
Visit the casa that brought you this site

Casa Particular
The best Casa Particular in Old Havana
La mejor Casa Particular en Habana Vieja

Archives