Sport – Cuba – Deporte
Calendar
Gracias – Thank you
Please contribute to the cost of our servers. Thank you.

Robeisy Ramírez: profeta en su propia tierra (+ Vídeo y Galería)

Robeisy Ramírez: profeta en su propia tierra (+ Vídeo y Galería)

Pocas certezas quedaron al consuelo de los vecinos de la Ciudad Nuclear después del colapso del proyecto industrial que los convertiría en el centro de atención de Cienfuegos y de Cuba. La vuelta de hoja a una prometedora página parecía excluirlos de tamaña misión, mas por esas inexplicables revelaciones del destino, aún estaban llamados a serlo.

De un lugar común y sin más estrella que el talento, llegó la buena nueva: el hijo más pequeño de la familia Ramírez, del edificio 61; el Titi, como le llamaban sus compañeros de escuela; el Robe de los amigos; el Benjamín de la escuadra cubana de boxeo, escribía su historia como campeón olímpico.

Con apenas 18 años, el púgil de los 52 kilogramos, figura como el segundo más joven de la Isla en conseguir el grado (solo precedido por el también boxeador Juan Bautista Hernández, con 17, en Moscú '80) y el menor entre los monarcas de la Perla del Sur. Es además el primero en coronar al pugilismo sureño y el único en reeditar el lauro olímpico como juvenil y en mayores.

"Al llegar a Londres, nuestro entusiasmo era muy grande -asegura a su regreso Robeisy, también titular de los Panamericanos de Guadalajara. Cumplimos cerca de dos meses de duro entrenamiento en Azerbaiján e Irlanda y, después de tanto sacrificio, todos íbamos a buscar nuestra medalla".

Fue el primero de los criollos en subir al ring y el último en bajar de este: "Nunca lo imaginé de esa forma, pero sucedió. Entonces le dije a mis entrenadores y a mis compañeros de equipo: 'bueno, me tocó y yo voy a abrir la racha de victorias aquí' y lo hice.

"En el combate con el británico (Andrew Selby) me sentía cómodo, ya había peleado con toda la afición en contra y otras veces me sentí peor, pero ahora sabía que podía ganarle; lo había estudiado y tenía mucha confianza. Entonces me hice la idea de que gritaban por mí y no por él.

"Cuando me supe en la final, la alegría fue enorme, aunque debíamos terminar la competencia. Al perder Yasniel Toledo en semifinales, comprendí que sería el último en pelear y en principio me presionó un poco, mas lo superé enseguida gracias al trabajo con el psicólogo.

"No me esperaba tanta resistencia del mongol (Tugstsogt Nyambayar) en la discusión del título -confiesa. Él, como todo atleta, salió a buscar su medalla también y en el segundo round estuvimos empatados en la cantidad de golpes. Por eso, a pesar del cansancio, saqué el extra en el último asalto, donde de verdad uno debe crecerse.

"La celebración por la victoria resultó cosa de mi entrenador -y sonríe al mencionarlo. Siempre comenté que si quedaba campeón me tiraría en medio de la lona, tal como hice, y las demás cosas me las fue indicando él. Todo resultó de una gran emoción por alcanzar de oro".

Cientos de personas aguardaron su llegada a la CEN en la madrugada de este miércoles, recibimiento que constituyó una verdadera celebración de pueblo: "Esperaba algo así, pues siempre me han apoyado de esa manera -comenta el muchacho. Por eso les digo que esta medalla también es de ellos y que esperen más victorias mías".

EN EL CAMINO A LA GLORIA

"A Robeisy le gustaba el béisbol y la gimnasia -explica su hermana Reydi Ramírez Carrazana. Pero en una ocasión se fajó en la escuela con otro niño y este le tiró un golpe, él lo esquivó y respondió con un gancho. La maestra lo castigó y casualmente ese día pasó por allí, Jorge Luis Fermín, profesor de boxeo de aquí de la CEN y lo captó".

"Llegué al aula y Mirta, la maestra, me dijo: 'este te sirve para tu deporte' -recuerda Jorge Luis Fermín Rodríguez, el primer entrenador del ahora campeón olímpico. Tenía entonces ocho años y, aunque era pequeño de estatura, todos los muchachos lo respetaban mucho.

"Entrenábamos debajo de las matas, donde hubiese sombra, sin sacos ni nada. Lo llevé a un torneo en Lajas, ganó, y lo seleccionaron además como el más técnico. Acababa en las competencias; llegó a mantenerse invicto en 129 peleas. Ramón Barceló y yo lo convertimos en campeón provincial. Con esa satisfacción lo dejé ya en la categoría 11 -12.

"Siempre supe que iba a ser campeón olímpico: es fuerte, fajador, se cuida mucho -insiste. Se lo transmití a los padres y ahí está el hombre. Lo vi pelear en las Olimpiadas y no te puedo explicar cómo me sentí".

Tal vez de casta le viene al galgo, como reza el refrán: "Su abuelo, Eloy Ramírez, era boxeador profesional, por eso también lleva su nombre (Robeisy Eloy) -comenta René Ramírez Campos, progenitor del muchacho. Somos cuatro hermanos varones y mi padre siempre quiso lograr un boxeador entre nosotros, pero no pudo. Le salió con condiciones el nieto, y al parecer eso se hereda, pues ellos nunca llegaron a conocerse.

"Nos sentimos muy orgullosos con su medalla, sobre todo porque demuestra su empeño en cuanto le enseñaron a lo largo de su carrera. A la casa vinieron muchas personas para verlo combatir en Londres y el entusiasmo era enorme. Por ese respaldo, estamos agradecidos, no solo ahora por ser campeón, sino desde la etapa de juvenil".

"Los sacrificios han sido muchísimos. Mamá y papá lo seguían a todas partes, y en ocasiones se quedaban con él en los albergues, en diferentes provincias…; ellos no lo acompañan a los eventos internacionales porque no se pueden montar en la rueda del avión -declara Reydi en tono jocoso. Los vecinos también nos apoyaron siempre en todo lo relacionado con Robeisy".

"Pero el mayor peso lo lleva él -señala su madre Idania Carrazana Betancourt. Primero por estar largos períodos lejos de su familia, pues incluso cuando le tocan vacaciones, debe quedarse entrenando para algún evento. Se pasa mucho tiempo sin comer lo que le gusta, meses enteros a frutas y verduras como plato fuerte, porque cualquier cosita me lo sube de peso; sin ir a una fiesta. Eso, al final, quien más lo sufre es una madre. Sin embargo, lo animamos en todo momento.

"Ahora estoy más calmada, pues durante las peleas pensé que me iba a dar un infarto -alega. Yo soy de las que grita horrores si nada más le rozan la cara, ¡para qué te cuento!… Siempre confiamos en que traería una medalla, y esta recompensa cualquier sacrificio".

"Raúl Fernández, su entrenador actual, le ha dicho en varias ocasiones en mi presencia que él puede conquistar cuatro títulos olímpicos si se lo propone -informa René. Sería algo para la historia, nadie más lo ha hecho y nosotros estaremos ahí para ayudarlo a cumplir esa meta".

{xtypo_info}Reciben en Cienfuegos al campeón olímpico Robeisy Ramírez{/xtypo_info}

{xtypo_info}Algunos secretos de un campeón olímpico (+ Galería){/xtypo_info}

{xtypo_info}Boxeador cubano Robeisy Ramírez campeón olímpico en 52 kilos (+ Fotos y Galería){/xtypo_info}

{youtube}5IFxKrSpBn8|580|400|0{/youtube}

?


Go to article


Go to Source Site

[source: http://www.5septiembre.cu/index.php?option=com_k2&view=item&id=45042:robeisy-ramírez-profeta-en-su-propia-tierra-%20-vídeo-y-galería&Itemid=486&lang=es]

Casa Mercedes
Visit the casa that brought you this site

Casa Particular
The best Casa Particular in Old Havana
La mejor Casa Particular en Habana Vieja